En los últimos años se escucha con cada vez más frecuencia el término híbrido y es que, tú acostumbrado a acudir a locales de repuestos para automóvil en Coslada, te puedes estar preguntando cuáles son las verdaderas ventajas de esta nueva generación de coches.

Si tienes un coche tradicional seguramente estás acostumbrado a cambiar el aceite, recargar la batería, acudir a talleres de repuestos para automóvil en Coslada, regular las luces de tu vehículo… Pero cuando hablan de un coche híbrido puede que te surjan algunas preguntas. Una duda habitual es si un coche híbrido se enchufa. Pues la respuesta es no, al menos no necesariamente. Aunque existen varios tipos de híbridos, algunos de ellos enchufables, no suele ser el aspecto habitual de esta gama.

La tecnología de un coche híbrido es más compleja que uno con motor Diesel o gasolina. Se trata de un coche con dos motores: un motor de gasolina o gasóleo y otro eléctrico. La energía sobrante del primer motor es consumida por el motor eléctrico evitando que esta se desperdicie.

La principal ventaja frente a un coche tradicional es que consume hasta un 35 % menos y por lo tanto es menos contaminante. Son más silenciosos en ciudad ya que cuando conduces a baja velocidad el motor que funciona es el eléctrico. Al entrar en autopista o en carretera y por lo tanto elevar la velocidad, el motor convencional comienza a funcionar.

En cambio estos también presentan ciertos inconvenientes. Siguen teniendo un precio de venta muy elevado, el mantenimiento es más costoso y, aunque conducir un coche híbrido contamina menos, los materiales que se necesitan para su fabricación no son sostenibles.

Aunque los coches híbridos y eléctricos parecen ser el futuro, lo cierto es que los coches tradicionales son los más usados. Por ello, desde Lucauto Madrid te recomendamos revisar la mecánica de tu coche periódicamente.