El objetivo del anticongelante o líquido refrigerante del coche es conseguir mantener una temperatura óptima y constante en el motor para que este funcione bien. Lo puedes encontrar en un tu tienda de repuestos para el automóvil en Madrid centro. Es vital utilizarlo, sobre todo si vives en alguna región donde haga mucho frío. Ahora que nos vamos acercando a las estaciones frías te vamos a contar algunos detalles al respecto para que lo tengas en cuenta.

Es importante controlar y mantener siempre un óptimo nivel de este líquido. Si por cualquier motivo notas que los niveles van bajando paulatinamente, deberás rellenar el depósito hasta que se sitúe entre las marcas de mínimo y máximo. Si por el contrario el nivel baja a una velocidad rápida, deberás acudir a algún profesional para que hagan una revisión del circuito.

El líquido anticongelante sirve principalmente para:

- Proteger el vehículo contra la congelación.

- Protege de la corrosión y formaciones calcáreas a todos los elementos del circuito.

- Mejora la transferencia térmica.

- Contienen propiedades que protegen y evitan la oxidación del radiador.

- Incorporan lubricantes que protegen las mangueras de agua y la bomba del motor.

Si te hace falta rellenar el depósito de refrigerante, lo ideal es que primero consultes el manual del coche para saber exactamente el tipo de producto que lleva. No todos los coches llevan el mismo tipo y la equivocación puede resultar nefasta.

Si los niveles son correctos, bastará con cambiarlo cada dos años. Esto normalmente se realiza en las revisiones de mantenimiento, por lo que es algo a lo que no solemos prestar mucha atención.

Los primeros coches funcionaban con agua en lugar de anticongelante. Con el tiempo se ha demostrado que el oxígeno que contiene el agua puede corroer y oxidar algunas partes del motor.

Si te surge algún problema o cualquier duda relacionada con los accesorios y repuestos de tu automóvil en Madrid centro Lucauto Madrid te ayudaremos a encontrar aquello que necesites.