Cuando la batería de tu coche comience a fallar, deberás acudir de inmediato a tu taller de repuestos de automóvil en Madrid centro. Se trata de una de las piezas más importantes de un vehículo, ya que es la que surte de energía al motor y a los sistemas eléctricos. Sin este elemento, de hecho, ni siquiera conseguirás arrancar.

Por lo general, la vida útil de esta fuente de alimentación suele estar entre los dos y los cuatro años, dependiendo del uso que le hayas dado al vehículo. No obstante, si llevas un cuidado y mantenimiento exhaustivo de la batería, puedes conseguir que te dure más tiempo en buen estado.

Para ello es importante que te acostumbres a inspeccionarla cada cierto tiempo cuando acudas a tu taller de reparaciones y repuestos del automóvil en Madrid centro para pasar revisión. Así tendrás la garantía de que el coche no te va a dejar tirado en cualquier parte cuando menos lo esperes.

Si tienes pensado dejar tu vehículo parado durante mucho tiempo, es aconsejable que desconectes la batería y así conseguirás que no se descargue lentamente. Es tan sencillo como desenchufar los bornes: primero el negativo, que es el que corresponde al cable negro, y posteriormente el positivo, al cable rojo.

Debes saber que la climatología adversa puede provocar que el rendimiento disminuya. Por eso conviene que protejas tu coche en la medida de lo posible y lo estaciones en un garaje, o al menos lo arranques cada cierto tiempo y recorras unos 10 kilómetros para que la batería no termine perdiendo su energía.

En Lucauto Madrid te recomendamos que hagas un uso responsable de tu coche y, por ejemplo, no mantengas encendidas las luces, radio y demás dispositivos con el coche parado. Si tu batería ya dio todo de sí, ven a visitarnos. Nosotros tenemos lo que necesitas y nos encargamos de la mano de obra.